sábado, 14 de mayo de 2011

*[Carta de una enamorada (de alguien) a su enamorado, que no es más que un desgraciado]*

Te quisiera querer como sé que quiero,
pero aquello quedó atrás,
allá fuera,
allá lejos.
Tan cerca de Él, tan pegado a su aliento.
Te quisiera querer como sé que quiero,
pero aquello fue una vez,
y tan intenso,
que me he quedado ya
sin amor y sin sentimientos,
como cuando agota su fragancia
el dulce y fugaz incienso.
Te quisiera querer como sé que quiero,
con toda mi alma, con todo mi cuerpo,
con toda la pureza que Él me robó,
con toda la inocencia que yo quise darle,
y quiero darte y ya no puedo.
Te quisiera querer como sé que quiero,
y si alguna vez te quiero
siéntete engañado, prohíbeme el intento,
pues no sería más que una desesperada
vacía y sin fruto, sin vida en la cara,
ocultando su tormento:
sentir que no siente nada.
Te quisiera querer como sé que quiero,
que no sé querer,
porque sólo quise allí y entonces
y supe querer allí y entonces
porque a quien quise fue a Él.

1 comentario: