jueves, 6 de febrero de 2014

-

A veces sospecho que eres un poco más feliz que yo, y no puedo culparte por ello.